04/09/2019

El culo

Algunos le han querido llamar tuerto...

No se espantarán de que el culo sea desgraciado los que supieren que todas las cosas aventajadas en nobleza y virtud corren esta fortuna por ser despreciadas de ella, y él, en particular, por tener imperio y veneración que los demás miembros del cuerpo; pues, bien mirado, es el más perfecto y bien colocado dél, y más favorecido de Naturaleza, pues su forma es circular, como la esfera, y dividido en un diámetro o zodiaco como ella. Su sitio es en medio, como el del sol; su tacto es blando; tiene un solo ojo, por lo cual algunos le han querido llamar tuerto, y, si bien miramos, por esto debe ser alabado, pues se parece a los cíclopes, que tenían un solo ojo y descendían de los dioses. 

Quevedo (escrito entre 1620-1626).

Pues sí, del culo va lo que sigue. Recién comenzada la actividad clínica me encuentro con algunas madres preocupadas por el culo de sus hijas.  Nada de celulitis ni cirugías, nada de eso. Una de ellas saca el móvil del bolso con energía, cabreada. Mire doctor, le voy a enseñar, dice. Maneja el móvil, busca, lo gira y veo una chica (14 años) con su culo entangado, en plan “playa, mira mi culito”. ¿Ha visto doctor? No sé qué hacer con la niña (X), así todo el verano, haciéndose fotos del culo y subiéndolas a las redes sociales. Con Quevedo estoy de acuerdo, circular como la esfera, en medio como el sol. Lo del tacto y el ojo no se apreciaba en las fotos, pero todo se andará, la tecnología no tiene límites. El caso es que la niña estaba encantada con su culo que, a base de recibir “likes”, había disparado su autoestima cular (relativo al culo según la primera acepción de la RAE). Para que luego digan que culo y autoestima no van de la mano. Otra cosa era la autoestima de mamá; por los suelos, dijo. ¿Qué hago yo?, añadió. 

Comuniqué a mi psicóloga este hallazgo postvacacional. Mi sorpresa vino cuando me dijo: ¿No sabías que A y B han estado con lo mismo?, todo el verano haciéndose fotos del culo, en tanga, bikini… Y luego, a las redes sociales. De pie, agachadas, más centrado, más lateralizado, en fin, el culo en todas sus tomas posibles. Van buscando “likes”, apostilló. 

Asocié todas estas cosas con un comentario anterior de otra madre asombrada: si dicen que no se gustan, ¿cómo es que están todo el día subiendo fotos con posturas y caras de gilipollas? (era una madre de esas de armas tomar). Pues eso, señora, será para que a base de “likes” vaya mejorando la cosa. Pero no se atormente, mire lo que me dijo hace años un psiquiatra de Madrid: ¿has visto cómo se llegan a poner las cabezas? Pues la verdad es que sí, contestó la madre, algo menos perpleja.

En resumidas cuentas, el culo es el culo, que ya lo dijo Quevedo: …y él, en particular, por tener imperio y veneración que los demás miembros del cuerpo pues, bien mirado, es el más perfecto y bien colocado dél… 

Ya saben, autoestima cular.

 

 
© Instituto de Ciencias de la Conducta Dr. Jáuregui S.C.P.

Última actualización: 06/09/2019