22/01/2016

Consulta, dígame... (1)

La edad del médico

¿Se imaginan que un paciente pida cita con un médico y la secretaria de turno le pregunte por la edad?, ¿se imagina que el paciente respondiera que tiene 49 años y la secretaria le dijera que no le puede dar cita porque el médico no atiende pacientes de más de 45 o de menos de 50? Resulta ridículo, casi un insulto (cuando menos) a nuestra Constitución (ya saben discriminación y todo eso). Pero no dejen de imaginar. Ahora a la inversa: una paciente llama para pedir cita y le resulta clave la edad del médico (¿qué edad tiene el doctor?, dice), hasta el punto de que, según la edad, no coge la cita. Eso está muy bien, es cosa de la usuaria, está en su “derecho”. Puede elegir hombre mujer, joven o viejo, sin problemas. En efecto, eso no suena a discriminación sino a imbecilidad. ¿Es mejor que el médico sea joven?, ¿es preferible que sea mayor o, incluso, muy mayor?, ¿realmente quien se hace esas preguntas tiene un importante problema de salud?, ¿se trata de la moda “doctor shopping” (ya saben ir al médico como el que va de tiendas)? Uno lleva años leyendo artículos en prestigiosa revistas acerca del pronóstico de diversos trastornos y no es la edad del médico uno de las factores pronósticos más destacados en la literatura. Se ve que para algún que otro usuario (mucho más que paciente) la edad del médico es reveladora de éxito o fracaso, como lo podría ser el sexo, que lleve corbata o no, etc. Eso es lo que se llama medicina seria, de rigor.  Ya se sabe, la apariencia cuenta y parece que no sólo eso sino también la apariencia más o menos juvenil. Y en definitiva, ¿qué cuenta?, ¿la edad del DNI?, ¿la edad mental?, ¿la edad aparente? En resumen, ¿qué edad? Puestos a rizar el rizo podrían ser consideraciones importantes a la hora de decidirse por coger la cita o seguir llamando por teléfono a otras consultas para pasar el rato antes de ir o no ir. Desde hace tiempo venimos constatando que la medicina se va convirtiendo cada vez más en un mercadillo de usuarios demandantes de un bienestar infinito y, sobre todo, de una asistencia a la carta. ¿Cuál es su edad, querido usuario? Umm, demasiado joven para mi consulta. Sin comentarios.

 
© Instituto de Ciencias de la Conducta Dr. Jáuregui S.C.P.

Última actualización: 05/12/2018